miércoles, 20 de marzo de 2013

Si caminas lo bastante...

-¿Me podrías indicar hacia donde tengo que ir desde aquí?- pregunta Alicia.
-Eso depende de a dónde quieras llegar- responde el gato.
-A mi no me importa demasiado a donde.
-En ese caso, da igual hacia donde vayas.
-“Siempre que llegue a alguna parte”
-¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante.
 
 
 
Este diálogo siempre me remite a uno de los primeros artículos que leí, con auténtico interés, en el ya muy lejano 1983: "Informació sanitària...Per a què? (A propòsit de la conveniència d'un Sistema d'Informació Sanitària)" (1), inencontrable en formato electrónico hoy en día. Lo poco, o lo mucho, que haya podido hacer en este terreno se lo debo a este artículo, y también, claro está, al gato de Cheshire y sus sabias enseñanzas.
 
Y es que si no sabes dónde vas ¡qué más da por donde vayas!. ¡Y eso nos pasa con tantas cosas!, y en el uso de información lo vemos todos los días. ¿Qué indica el indicador (de salud)? ¿Alguien lo sabe?. Y si no sabes qué indica ¿hacia dónde vas?. Hemos asistido con frecuencia a mal uso de indicadores, a su perversión incluso, o a su utilización sin ton ni son. Y como decía el gato, siempre llegas a alguna parte si caminas lo bastante. Así que ¡cuidadito!.
 
Y en el ámbito de la salud pública, uno de los asuntos en los que más demostramos si sabemos dónde vamos o no, es en la elección del ámbito geográfico o territorial de análisis o de cálculo de un indicador. No todos valen para lo mismo, no todos se utilizan para lo mismo, no todos se pueden utilizar. Por eso hay que plantearse muy seriamente si la finalidad última es la acción (que debería ser lo deseable), o la descripción, o la evaluación, o....Y en función de eso elegir el ámbito. Con un sentido. Con una idea. Que luego podrá salir mejor o peor, pero que estaba presente.
 
Esa idea la vemos en los County Health Rankings, en Estados Unidos, o en el Observatorio de Salud de Asturias, a los que ya nos hemos referido en el pasado (Ver "Observar, contar actuar"). La cuarta edición de los County Health Rankings ha sido lanzada hoy mismo, 20 de marzo de 2013. Allí la unidad de análisis es el condado ("County") y su idea es la de la acción a ese nivel. No soy un gran partidario del sistema de clasificación en una lista (del ranking), pero he de reconocer que hay ejemplos que demuestran su validez para mover al cambio (como el de Juneau County en Wiscosin).
 
Idea, sentido, orientación, y así llegaremos a donde queríamos ir, no a alguna parte.
 
(1) Segura A, Spagnolo E, Andres J, Sans S. Informació sanitària... Per a què? (A propòsit de la conveniència d'un Sistema d'Informació Sanitària). Gaseta Sanitària de Barcelona. Sèrie Monografies, Junio 1983;1:4-10.

Gato de Cheshire, edición de 1866 de Alice's Adventures in Wonderland
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...